Nuestra idea

 

El concepto para la nueva escuela en Valle el Jiñocuabo consiste en la creación de espacios donde los niños y niñas se sientan cómodos, motivados y puedan desarrollarse plenamente. El diseño propuesto prevé un edificio compacto que solucione el problema de la falta de espacio.

 

Para ello el edificio constará de 3 aulas, de manera que cada grado cuente con un aula propia, y una sala de reunión para los maestros. Como antesala de estas aulas se prevé un espacio abierto a modo de lobby que sirva de lugar de recepción a la escuela, así como de lugar de receso en los días de lluvia. Este espacio se plantea como un lugar multifuncional abierto, que pueda albergar las reuniones, elecciones y diversos eventos de la Comunidad que actualmente se realizan en el interior de las aulas de la escuela.

 

 

 

Material y técnica

Buscando un modelo de escuela acorde con el medio, tanto físico como socio-cultural en el que va a ubicarse, se plantea un edificio sostenible, realizado con materiales provenientes de la naturaleza, y que además continúan la tradición de las construcciones rurales nicaragüenses. Así, se plantea un edificio que recupera la construcción en adobe y madera, con un sistema que una modernidad y tradición, proporcionando una excelente calidad del aire interior de los espacios de estudio. 

Se promueve el uso de materiales existentes en la comunidad, ecológicos, baratos y de fácil puesta en obra. El uso del adobe como material nos posibilita su inmediata adquisición, sin necesidad de usar transportes de largas distancias, además es completamente reciclable.

 

Valor agregado

Los habitantes de la Comunidad “Valle el Jiñocuabo” están muy motivados y quieren colaborar activamente, tanto como mano de obra, como ofreciendo materiales para la construcción. Las comunidades vecinas serán también integradas en el proceso. El proyecto puede servir como ejemplo de construcción sostenible y económicamente asequible para ser replicado en otras comunidades.